mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


miércoles, 2 de diciembre de 2009

POEMAS PARA GRETTA... Autor: Lucevan Vagh Owen Berg.

-->



POEMAS …

LUCEVAN vagh OWEN BERG

+          A mi estática mujer;
la que nunca se aleja de mi,
la que es mi fuerza incansable
cuando dejo de serlo,
la que siempre guarda secretamente
mi vida, como un credo con celo
en boca atea.

*******************************

+          En un solo abrazo,
tus sentidos
merecen Poesía.


A: Katherine Sharon Andrade Guerra.

(Gretta…)


GRADUALIDAD Y CONVERGENCIAS


¡mi bello demonio! me molestas un poco,
eres demasiado bella; eso me distrae.

Jean Paul Sartre
Dónde está su belleza…
se preguntan
atrozmente los incrédulos,
los feligreses y los impuros.

La pregunta es necia como
sus ojos de animales sordos.

Es la que nunca desaparece,

¿No la ves acaso?

Es la desgarbada
y robusta muchacha
con los genios que le bailan
susurrándole la mente.

Ella le da los cuidados
de no morirse,
resiste a todos sus arranques de ira,
de irritación repentina,
de indiferencia surgida del aire.

Ella lo contempla desechando su
tiempo a la adoración mutua.

Ella no sabe de eso y
no sabe de su gran belleza;
y por un momento,
ahora,
que es una vida cualquiera,
ustedes, tampoco lo saben.


DISIPANDO AL MAGRO AGRETADO


El cuarto huele a Gretta;
la almohada, huele a Gretta;
la cama, la colcha,
la ropa huele a Gretta.

Mi piel, mi sudor,
mi pelo huele a Gretta.

El aire huele a Gretta
y el entrecielo
y las palabras horquilladas
y todo lo sostenible entre
un paso y otro.

Yo, huelo a Gretta.

El mundo en dos
metros cuadrados,
huele a Gretta.

Gretta, huele a mi.
Gretta, lleva el perfume de legión,
Gretta, esparce el perfume Legión.


LA FEALDAD DE UN CORAZÓN ALEGRE


Sin comprender qué más
darte que mi camino…

Sin vislumbrar mi humanidad
para dejarte amarme…

Confiado ciegamente en ti,
suelto tu mano por otra mano de
luz hiperactiva y superficial en
sensaciones profundas,
pero breves como nubes…

Tú no sabes de los chispazos
que el corazón necesita, a veces,
para seguir queriéndote.

Para volver a tomar tu mano,
y seguir confiado ciegamente en ti.


COMO PRESINTIENDO ACERCARSE…


Como presintiendo acercarse
irremediablemente
a un mal augurio…

Como algún signo oscuro, enigmático…
sedientamente terrorífico…

Como la rendición a la resignación
del hado sobre la frente…
grávido de pensamientos,
bifurcado de ideas…

Como la quietud de haber visto algo
que nos inmuta petrificados…

Como sintiendo el gran dedo de Dios,
señalando… apretando en el corazón.

Como los condenados,
que dan círculos infinitos levantando la
misma piedra sin salir de su círculo infinito…

Como las ganas frenadas de
no ver todo esto,
de desviar el paso ya puesto,
de frustrar religiosamente al ateo…

Aun sin haberte deseado, aun sabiendo
“aprendido” a quererte, aun teniéndote
por indispensable.

Llegaste, y sin más equivocaciones,
en tanto tiempo,
acepté.


MÁRGENES Y SOLEDADES


No es la primera vez que
veo en sus ojos las estrellas derretirse
al abismo…

Mis ojos saltaban en su oscuridad,
cuando niña…
cuando la muerte le acariciaba el
corazón.

Sucedía a menudo y cuando
pasaba, ella tapaba su cabeza con
una caja de cartón para
ocultar el llanto.

Eran sólo minutos de
íntima soledad para amar lo
que el tiempo suele robarnos.

Todo era imaginario…
menos el siniestro dolor.

Bastaba estar allí para saber
que era un suicidio permanente
y de un momento a otro
no estar allí
para seguir sintiéndolo.


OBCILACIONES SUBJETIVAS


Has venido a buscar
si algo de ti quedó en
aquel parque:

Su viento; tiene asomo de
la nostalgia actual.

El aroma…
Hojas secas pisadas por
el andante eterno
de la noche,
de los sueños,
de una poesía.

El sol de la tarde,
quema a un lado en
el rostro meditativo de
la muchacha que vuelve
por la hierba
por los árboles
por la risa.

Ha venido a buscar
si algo quedó en aquel parque.

No.

Ni las mesas
ni la estatua
ni la noche

Recuerdan algo de
aquella muchacha
que vino buscando
y se fue olvidando.

LOVE POST-MORTEM


Seremos dos aires
corriendo de un lado a otro…

Dos luces imperceptibles
maquinando alguna travesura.

Dos sombras recorriendo
los lugares que la memoria
nos guardo juntos.

Y recordaremos esos
vaivenes emocionales,
que confirmaron
nuestra unión
en el presente.


TIEMPOS DE CONVIVENCIA


A  las vacas flacas
con amor.

A las vacas gordas
con equidad.

A las vacas "tiempo" en
suma totalidad,
con sabiduría.

La vida es fácil
cuando hay
soportes compatibles para
hacerse al andar.

Mi mujer es el gran pilar
que me motivó a
que describiera este criterio,
este hallazgo cultivado en
la comprensión y la
previsión del
interno espiritual.


DE DRATYANKA


PD:

Siempre
mañana,
se
      me
             hace
lejos...


AHORA QUE SOMOS LOS DOS UNO SOLO


Mi soledad no es
más mi soledad...

La apacible,
la despreocupada,
la celestial en sus
cuatro vientos.

Mi soledad es
ahora,
angustias ansiedad aflicción...

Bochorno en los
cinco sentidos,
apretones en la
cardio cuando te ausentas.

Entonces vuelvo a ser
la fiera enjaulada,
y doy cincuenta mil vueltas
al mundo en una noche
precisa como hoy.

Enciendo
los cigarros con mis
infernales orejas.

En tanto, espero la
sonrisa precisa,
la compañía precisa,
el abrazo de costumbre,
que de a pocos
tanto tiempo resistí.

Estoy ya en la mitad de
mi pensamiento,
y valgo por dos penas el doble
en estos ya tres días eternos.


26 DE AGOSTO


Es este mes, el de agosto,
el que se muestra desolador
y difícil a mi paso.

Tanto que ha oscurecido
todo lo que soy en su
pequeño espacio.

No obstante,
anárquico y rebelde...
inconscientemente me
resisto por la única luz
que espero,
no se apague nunca.


BALANCEADO EN EL TORMENTO


Sé que mi esposa, (cuando me case)
será tan atenta
que cuidará de mi alimentación;
me dirá que no son celos,
y que ella será mi desayuno,
mi almuerzo, mi cena…

Como siempre, yo,
niño apetecido por la variación
querré el dulce insinuador y colorido,
ese que escapa de la vista a escondidas
como péndulo de frescor deseo…

Ella, evitará que coma lo que quiero,
me dirá que no es alimento beneficioso
y se molestará sin pensarlo;
me dirá que no son celos.

El niño, desde que nació y fue niño,
siempre tiene dos opciones;
comer los dulces y decir la verdad,
sin perder la condición de infante
o comerlos y ser un superfluo leal
aceptando la madurez del hombre,
renunciando a su inmortal alma.

Sé que cuando me case, (mi esposa)
será tan atenta
que cuidará de mi alimentación,
y arrancándose los cabellos
me dirá que no son celos
me dirá que no son celos
me dirá, que no son celos.


AL FINAL DEL JARDÍN


¿Recuerdas cuando decidiste
ser mi odalisca?

Yo era tu miedo seguro,
tu dolor seguro,
tu futuro…

Éramos fuertes en ese entonces,
y siempre mostraba mi deseo
de ser un hueco profundo,
de ser solo…

Tiraba de tus nervios por una
sarcástica nada.

Me cobijaba entre tus brazos
cuando dormía en feto.

Encendíamos el
infierno si lo queríamos
o simplemente nos
enojábamos como un témpano sin
motivo alguno.

Tu reino era dentro del mío y el
mío dentro del tuyo.

Éramos juntos
un solo ruido en la respiración de
mil astros,
o a veces su imagen en
los palpitos de un espejo en la
niebla.

Nunca logré diferenciar quién fue
más marioneta que el otro en
un abrazo…

¿Lo recuerdas?

Fue cuando
desquiciadamente,
descubriste que
el amor duele...
pero que le dimos una
continuidad diferente a lo que
debería ser.


I

7th Symphony

He prendido la luz del velador
unas veinte veces para
escribir algo…

Y al ver tu preocupación,
tu inquietud, tu curiosidad por
saber de mis movimientos más
secretos,
he notado que te amo
mucho,
eres un elemento vital y
necesario en mi vida…

¡Pero cómo incomodas mis
quehaceres filosóficos!


II

2nd Movement

Con sólo adivinar tu
presencia,
me distraes.

Y peor aún…

Los movimientos que
puedas hacer de los míos,
me perturban.


III

Allegretto

Me he imaginado
todo esto y
durmiendo contigo en
el futuro, y sin embargo…
nace un sentimiento
oscuro de rechazo,
y temo.

Pero te amo.
-->
© Lucevan Vagh Owen Berg

No hay comentarios:

Publicar un comentario