mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


martes, 16 de febrero de 2010

"LINDEN LANE MAGAZINE": LA HISTORIA (SEGUNDO DE UNA SERIE) OLGA O'CONNOR .

Publicado el domingo, 02.14.10

`Linden Lane Magazine': la historia (Segundo de una serie)

``Linden Lane Magazine'' comenzó pues, bajo la sombra de un árbol, el tilo, pero sin los auspicios de su pueblo, el académico Princeton, unos 28 años atrás. Ahora, con el ejemplar segundo en las manos, de abril/junio, 1982, Vol 1, No. 2, que su editora y directora Belkis Cuza-Malé muy generosamente me ha prestado, junto a otros de estas tres décadas, me parece estar recorriendo aquella calle que le dio nombre a la revista, al pasear entre los artículos de una asombrosa riqueza.
Quiero seguir leyéndolos, disfrutando de la sabiduría y el arte que se derramaron a borbotones en aquel encuentro de mentes. Y hablar de tantos amigos como colaboradores de estos números, todos en el plano de reunión creativa en que se constituyó esta revista. Recuerdo a Reinaldo Arenas, que visitaba mi casa en Miami, pero que vivía en Nueva York, editor asistente de estas primeras revistas, muy amigo de Belkis de la época en que ambos trabajaron en ``La Gaceta de Cuba''.
Aparece Mercedes Ares, profesora y compañera mía en la Universidad de Miami, con poemas dedicados al poeta Miguel Sales. Stefan Baciu, el gran crítico del surrealismo hispanoamericano, a quien conocí en Río de Janeiro, profesor en la Universidad de Hawaii en ese entonces, que escribió sobre el gran narrador Enrique Labrador Ruiz, a quien le habían dedicado este número, por sus 80 años. Y Elio Alba Buffill, quien contribuyó al homenaje situándolo como precursor del neobarroco. Arenas también le dedica un ensayo llamándolo Labrador infatigable. Y el propio Labrador Ruiz escribió lo suyo, sobre novelistas cubanos de una sola novela: Ganadores y perdedores.
Una Conversación con Lydia Cabrera me dejó emocionada, la de Suzanne Jill Levine, porque por la misma época también yo entrevisté a la exquisita antropóloga y me pareció estar hablando de nuevo con ella. Hay poemas de Eugenio Florit, Gastón Baquero, Iza Tucker, Jorge Guitart y de Alastair Reid, que tradujo a Heberto Padilla, Pablo Neruda y otros. Y arte de varios artistas: Jesús Selgas, Alberto Lastreto y María Elena Badías Río. Manolo Ballagas, mi ex colega en el periódico, escribió sobre un libro que hablaba de los gays en Cuba; Ofelia Hudson, amiga del Miami Dade College, sobre Isaac Singer y sus cuentos, y Carlos Verdecia sobre Paquito D'Rivera y sus éxitos en sólo dos años fuera de Cuba.
Hay tantas cosas más en los números de ``LLM'' de esa década de los años 80 y las que le siguen, que se ha convertido en un archivo de la sabiduría literaria del exilio. Belkis, además de hacer todo el diseño y paste up de la revista, encargarse junto con Heberto Padilla de recogerla de la imprenta de los vietnamitas y chinos en Nueva York, a un costo de $2,000 por ejemplar, y luego enviarla por correo ($500), lo mismo a suscriptores que a no suscriptores, ha mostrado su afán, ``una misión'', por esta publicación que se ha convertido en un tesoro de coleccionistas. El colmo es que ``La Jiribilla, la malévola publicación cubana, publicó un artículo hace unos cinco años mostrando, diría yo que como el cazador que obtiene una buena presa, todos los números de LLM'', me escribe Belkis, ``la colección hasta ese año, que según el entonces director de la Biblioteca Nacional, había obtenido como una regalía''. • 
olconnor@bellsouth.net
Corrección: El primer ejemplar de ``Linden Lane Magazine'' se publicó en Princeton, el publicado en Madrid, una excepción, fue un par de años después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario