mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


jueves, 4 de febrero de 2010

UNA MUESTRA DE LA POÉTICA DE IVETTE MARIE SERRANO

LOS POEMAS DE IVETTE MARIE.

POEMA SIN TITULO

Amor mío, quiero que me acompañes
a buscar la guarida
donde se esconde el ruido de la noche.
Vámonos a ver qué duende alborota el mar.
¿Serán las piedras?
¿Serán los pájaros?
¿Será la arena?
¿Serán nuestros pasos?
Ven, persigamos al viento,
volemos sobre el platanal dorado.
Ven, amor, acércate,
que quiero mostrarte
como abren las flores en la mañana.
Déjame que te sirva un vaso de rocío
y reposa tu espalda
sobre una telaraña que te he tejido.
Multipliquemos los adoquines
y piedras de nuestras ciudades
para que el resultado sea
la cantidad de besos que te dé
cuando abras los ojos.
Permíteme contarte cada línea
que tengas en las manos
y hazme un mapa para perderme en ti.
Al final, mírame, para soñar con la eternidad.
© Ivette Marie Serrano

QUE NO TE CULPEN

Que no te culpen
De todos los amores
que arrancan el alma.
El que siento:
Este amor mío, tuyo;
tan para ti,
pero jamás nuestro.
Nunca hay más
que éste que yo siento.
© Ivette Marie Serrano

AMAR ES COMBATIR

Cebolla voladora
por andar sumergida en tus parpados
no había tenido tiempo de irte contando
que el tiempo se burla de mí.
Me he convertido
en una piedra de colección
del año ochenta y cuatro.
Nunca tuviste dedos,
ni ojos, mucho menos boca.
Pero así es la vida
y así es lo que me toca.
Sin dos no hay pasión,
es imposible el frenesí,
sólo hay un globo desinflado.
Han pasando las horas,
los días, hasta meses
y no aceptaba el destino
de comida recalentada
y de rotas marionetitas.
Mi amor, es sencillo:
yo nunca aprendí a jugar,
porque cuanto tuve te ofrecí.
Ya es tanto lo que se nos ha juntado
que no me sirve esta manera de sufrir.
Tú eres ave, vives perdiéndote.
Yo soy frágil para perseguirte.
No quiero ser sombra,
perdóname, perdóname por no seguirte.
Discúlpame, por decirte que hay días
en los que me duele que no estés.
En realidad me duelen hasta los dientes
y me observo los huesos en la desnudes.
No temas, no hay desatino.
Tampoco más maripositas,
ni memorias silentes.
Sólo hay abandono,
porque en tu huerto ya no se siembra.
No te escribo para hablarte
de cómo la ciudad
se ha encargado de ahogarme
y me ha mordido los pies.
Quiero decirte que en esa búsqueda
tristemente perdimos los dos.
No podemos insistir
en tatuarnos con el viento,
ni llorar un cristal.
Amar es combatir:
enseña todos tus dientes:
ruge fierita.
Sé en tus noches una estampida.
Toca instrumentos con tu boca,
préstale tu mano al sudor,
vela el alba tejiendo sabores.
No huyas de la termita
del libro que se entierra.
Desbórdate, desemboca…
Sueña: tienes toda la vida.
Mientras yo espero contenta,
que algún día: también te enamores.
© Ivette Marie Serrano




Ivette Marie Contándote mis sueños ©

"Cogiste mis ojos como dos peces."-Sabines

Tengo unas instrucciones para ser feliz, letanías de fin de año, velitas sopladas y un amor virgen. Esto es mucho y a la vez es nada porque querer es infinito y no poseerlo es el abismo. Qué presunción la mía al pensar que algo tan libre se pueda sostener con las manos. Si el amor es como el agua que bastaría con empuñar un poco de esa materia líquida para que llore y caiga por la infamia. Sin embargo, mis pasos son recurrentes y quieren acompasar con los tuyos. Es muy probable que te des cuenta que cada huella es un secreto que mi alma te confiesa. Yo también voy contándote mis sueños con mis ojos. Mírate en ellos y entiende esa búsqueda como un comienzo. No tengas miedo, por favor, y deja que tu alma se expanda igual que un lirio en primavera.

Entonces, tus sueños se mecerán suaves en el viento como los hojas del sauce. La memoria te dejará de doler y sabrás que todo cambia, que la esperanza no muerde y que amar es el verdadero paraíso.

Yo quisiera poder detenerte las estaciones del año, pero sólo puedo ofrecerte las llaves de mi casa, una vacuna de estrellas y mi terrible caligrafía. Es más, te doy la franqueza de una niña, la lealtad de la sombra, la constancia de los días, las noches más largas que hayas tenido, mi libro favorito y la única foto de mi padre. Te regalo hasta los recuerdos olvidados.

Mientras tanto, voy a sellar mis labios para no dejar escapar el último aliento que me dio tu boca.
© Ivette Marie Serrano






SOY COMO EL MAR
Ivette Marie Serrano
Puerto Rico
Soy tempestad y desidia. Lánguida y extendida sobre un descomunal zarco de ilusiones y acrobacias. Tú caminas por los contornos terrestres de mis ojos con la dulzura más sutil en cada punta de tus dedos. Confundes tu fuerza con la del viento que te arrastra por mi vastedad de flor silvestre. Quieres entender el porque de este remolino, este huracán de amor que no es otra cosa, sino yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario