mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


martes, 3 de agosto de 2010

LA LUPE UNA COLABORACIÓN DE BALTASAR SANTIAGO MARTÍN PARA NUESTRO BLOG DE GENERALIDADES CULTURALES.


La Lupe.
Guadalupe Victoria Yoli Raymond, inmortalizada como La Lupe, o La Yiyiyi, nació en San Pedrito, Santiago de Cuba –“un pueblito tan pobre que no se sabía que existía hasta que yo me volví famosa” –, el 23 de diciembre de 1939.
De ascendencia francesa, su padre trabajaba en la destilería del famoso ron Bacardí, y fue su principal apoyo durante sus primeros años.
Antes de adentrarnos en la historia de su vida, es interesante consultar sus horóscopos para confrontarlos con el devenir de esta temperamental artista, célebre por su gran histrionismo escénico: sus manos en constante movimiento, tocando su cara, revolviendo su ropa, arrojando sus zapatos, o pegándole al pianista (expresionismo epiléctico le llamarían algunos); sus gritos de “¡Ahí, na má!”, en fin, un animal musical, una verdadera fuerza de la naturaleza
- Capricornio (22 de diciembre - 22 de enero), signo de tierra que echa raíces con la intención de conseguir todos los objetivos que se propone. Son personas constantes y laboriosas que siempre buscan el bienestar material. Suelen ser muy sociables si observan que la persona que tienen al lado es de fiar. De gran capacidad de análisis, eso les hace ser muy reflexivos, pero se muestran reacios ante los cambios sorpresivos.
En el vestir suelen ser fácilmente reconocibles. Les gusta lo clásico y los colores básicos y lisos.
Cuando se sienten amenazados reaccionan hacia delante y rompen con todo lo que encuentran en su camino, pero sólo harán esto si se ven realmente en peligro.
A Capricornio, en el horóscopo yoruba, le corresponde Aggayú Solá, que en el santoral católico se sincretiza con San Cristóbal.
 - Aggayú Solá, de carácter belicoso y colérico, representa en la naturaleza al volcán, el magma, el interior de la tierra, los desiertos, la tierra seca y los ríos enfurecidos. Las altas miras, las montañas, los caminos difíciles y los retos personales están inmersos en esta deidad. También representa la decadencia, los viajes, el frío, la distancia de los seres queridos, y la soledad. Estas personas suelen ser decididas, sin tenerle miedo a nada ni a nadie.
    - A los nacidos en el año 1939 les corresponde en el horóscopo chino el signo Conejo (o Liebre, como se le llama en la mitología correspondiente). El Conejo tiene temperamento artístico. Su aguda percepción comercial le asegurará un rápido ascenso en cualquier carrera. Poco menos que narcisista, persigue sus objetivos con obcecada determinación. La mujer Conejo es muy considerada con sus amigos, es cálida e ingeniosa, y su compañía es siempre un descanso, pero si te pones demasiado pesado puedes dar por seguro que encontrará una manera elegante para desaparecer de tu vida. Mientras pueda hacerlo, el Conejo elegirá la vida fácil y relajada. Usará ropa suelta y cómoda. Siempre a la última moda, y en lo posible, que no pase inadvertida.


“colores básicos y lisos”(…) “ siempre a la última moda, y en lo posible, que no pase inadvertida”.
La introducción a la fama de La Lupe ocurrió en 1954, a los catorce años, en un programa de radio que invitaba a los aficionados a imitar a sus artistas favoritos, cuando cantó el bolero Miénteme, de su coterránea Olga Guillot, y ganó la competencia.
La familia se mudó a La Habana en 1955, donde la joven se graduó de maestra de escuela para complacer a sus padres, tal y como lo haría también otra grande, Celia Cruz, antes de convertirse en cantante profesional.
En 1958 se casó con Eulogio "Yoyo" Reyes, y formaron con otra cantante el trío musical Los Tropicuba, grupo que se disolvería en 1960 tras el divorcio de la pareja (…“si te pones demasiado pesado puedes dar por seguro que encontrará una manera elegante para desaparecer de tu vida”).


Comenzó a presentarse entonces como solista en La Red, un pequeño night club de La Habana, ganando 28 pesos a la semana, acompañada por el pianista Homero Balboa, al que le exigía tocar “más rápido, más rápido”. Allí adquirió una distinguida “corte” de seguidores nacionales y extranjeros, entre los que se encontraban Ernest Hemingway, Tennessee Williams y Marlon Brando, asiduos visitantes de la capital cubana en esos años (…“un rápido ascenso en cualquier carrera”), y también llegó a actuar regularmente en la radio.
En 1960 grabó su primer álbum discográfico, Con el diablo en el cuerpo, y su primera aparición en la televisión cubana, cantando este número, causó sensación. – “Cuando yo canto, me siento atrapada en una casi insana fascinación, que al mismo tiempo me hace libre” –diría La Lupe en una de sus primeras entrevistas, pero tan singular cantante no cabía en la Cuba de Castro (… “representa en la naturaleza al volcán, el magma(…) y los ríos enfurecidos)


Sus expresivas actuaciones, con sexualidad implícita y violenta, no fueron bien acogidas por la severa censura castrista (La Lupe era descrita a veces “como una sadomasoquista con sentido del ritmo”). Se dice incluso que el propio Fidel Castro dio órdenes de suspender sus presentaciones después de verla actuando en televisión, por lo que en 1962 La Lupe decidió emigrar a los Estados Unidos, vía México, estableciéndose en la ciudad de Nueva York, donde actuando en un cabaret llamado La barraca fue descubierta por el renombrado percusionista cubano Mongo Santamaría, que la introdujo a la noche neoyorkina, llevándola al club pionero de jazz The Bird Land, donde causó impacto desde su primera presentación. Su repertorio iba desde el son montuno, el bolero, el bugalú, hasta aventurarse en otros ritmos caribeños como el merengue dominicano, y la bomba y la plena puertorriqueñas.
Con Santamaría relanzó su carrera discográfica, y ya el 17 de diciembre de 1963– día del milagroso San Lázaro–presentó con Riverside Records su exitoso álbum debut Mongo introduces La Lupe, llegando a grabar después más de diez discos en cinco años. También comenzó a escribir sus propias canciones, que aparecen en la mayoría de sus álbums de mediados de los sesentas.
Mientras promocionaba aquel su primer disco, se enamoró del vocalista puertorriqueño William (Willie) García, con quien se casó y  fue madre por segunda vez, pero el nuevo matrimonio volvió a terminar en divorcio, aunque al final de su vida hubo un acercamiento entre ambos gracias a su hija en común Rainbow.
Bajo el manto de Santamaría se presentó en el Teatro Apollo, los clubs Triton y Palladium Ballroom, y otros de los más populares nightclubs de la época. Su fama se expandió hasta el oído de Tito Puente, quien también impulsaría el principio de su carrera (Santamaría ha declarado que él la introdujo a la audiencia americana de jazz, y que Tito Puente se la “robó” de su banda cuando ella ya se había convertido en la “cosa más caliente”).
En 1964, La Lupe y Tito Puente grabaron el clásico latino “¿Que te pedí?”, y durante los siguientes tres años ella grabó y popularizó la música latina en los Estados Unidos, Venezuela, México, Puerto Rico, Panamá y España de la mano de Tito.
En los sesentas, La Lupe fue la más aclamada cantante latina en Nueva York – la primera que abarrotó el Madison Square Garden cuando actuó en este icónico sitio el 19 de febrero de 1969– y también la que se atrevió a realizar versiones, con su inglés con fuerte acento cubano, de canciones tan famosas como My way, Yesterday, Dominique, Twist & shout, Unchained melody, Fever y America, del musical West side story.
La calidad de sus actuaciones comenzó a decaer, mostrando alti- bajos, y se volvió evidente que su trabajo estaba siendo afectado por sus numerosos affairs y por su agitada vida emocional –“un verdadero terremoto”, según sus allegados– con persistentes rumores sobre su adicción a las drogas. Incluso tuvo que pedir y usar una máscara de oxígeno al finalizar algunas de sus presentaciones.



 A finales de los sesentas, en 1967, La Lupe fue despedida por Tito Puente –que comenzaba a grabar con Celia Cruz–, y realizó algunas apariciones en shows americanos de televisión, como el M. Griffin Show y el Tonight Show. En una entrevista que le hizo la revista LOOK Magazine en 1971, ella dijo sobre su manera de cantar: –“Yo pienso que yo le gusto a la gente porque hago lo que ellos quisieran hacer, pero no son lo suficientemente libres para hacerlo.” Durante ese tiempo, su sello disquero Fania contribuyó grandemente a popularizar la salsa, la última sensación de la música latina, pero en 1975, cuando la carrera de La Lupe estaba ya en declive, Fania le rescindió el contrato.
Aunque ella fue pobremente manejada por sus productores de discos– Fania en particular– después de su distanciamiento de Tito Puente (¡Ay ay ay, Tito Puente me botó!, se titularía una de sus primeras canciones posteriores)–, La Lupe no se dió por vencida –incluso estuvo un breve temporada en España– , y se mantuvo en activo hasta 1980,
En 1984 se dañó la columna y estuvo confinada a una silla de ruedas; y para colmo, un incendio en su casa provocado por un corto-circuito eléctrico la dejó en la calle (…“la decadencia…, el frío, la distancia de los seres queridos, y la soledad”).
En 1985, después de – según su propio testimonio– “experimentar una milagrosa revelación durante una cruzada evangélica cristiana”, La Lupe abandonó la santería afrocubana – era “santera”, muy devota de la Virgen de la Caridad del Cobre, la patrona de Cuba, y literalmente se gastó una fortuna en ritos de iniciación y otros aspectos de esta religión– para convertirse al cristianismo evangélico, ofreciendo su testimonio en iglesias de Puerto Rico, país donde se le recuerda con especial cariño.
En 1988, su canción Puro teatro se convirtió en un hit internacional después de ser incluida por el director de cine español Pedro Almodóvar en su film Mujeres al borde de un ataque de nervios.
Igual que en un escenario
finges tu dolor barato.
Tu drama no es necesario
ya conozco ese teatro
Mintiendo qué bien te queda el papel
Después de todo parece
que es tu forma de ser

Yo confiaba ciegamente
en la fiebre de tus besos
Mentiste serenamente
y el telon cayó por eso.

Teatro...
lo tuyo es puro teatro
falsedad bien ensayada
estudiado simulacro.
Fue tu mejor actuación
destrozar mi corazón
y hoy que me lloras de veras
recuerdo tu simulacro.
Perdona que no te crea
me parece que es teatro

y acuérdate que según tu punto de vista,
yo soy la mala!
Ay!!

Teatro...
lo tuyo es puro teatro
falsedad bien ensayada
estudiado simulacro.
Fue tu mejor actuación
destrozar mi corazón
y hoy que me lloras de veras
recuerdo tu simulacro
Perdona que no te crea
me parece que es teatro
Perdona que no te crea
lo tuyo es puro...
Teatrooooo.
En 1991, La Lupe dio un concierto en La Sinagoga en New York, cantando canciones cristianas, pero su vida terminó abruptamente el 29 de febrero de 1992, en el Bronx, a la edad de 52 años, víctima de un ataque masivo al corazón. Su hijo René Camaro, fruto de su primer matrimonio, y su hija Rainbow, del segundo con William García, la enterraron en el cementerio Saint Raymond del Bronx, adonde sus numerosos admiradores del mundo entero acuden a rendirle tributo emocionado a la que siempre será recordada como “la Reina del Latin Soul”, “la Reina de la Música Latina”; La Lupe, “la Yi Yi Yi”.
En el 2002, la ciudad de Nueva York nombró la Calle 140 del Este del Bronx como “La Lupe Way”.

Discografía de La Lupe.
  • Con el Diablo en el cuerpo. 1960. Discuba LP
  • La Lupe is back .1961
  • Mongo introduces La Lupe. 1963
  • The King swings, the incredible Lupe sings. 1965 (con Tito Puente)
  • Tú y yo.1965 (con Tito Puente)
  • Homenaje a Rafael Hernández.1966 (con Tito Puente)
  • La Lupe y su alma venezolana. 1966
  • A mí me llaman La Lupe. 1966
  • The King and I .1967 (con Tito Puente)
  • The Queen does her own thing. 1967
  • Two sides of La Lupe. 1968
  • Queen of latin soul.1968
  • La Lupe's era. 1968
  • La Lupe is the Queen. 1969
  • Definitely la Yiyiyi. 1969
  • That genius called the Queen. 1970
  • La Lupe en Madrid. 1971
  • Stop, I'm free again. 1972
  • ¿Pero cómo va ser? 1973
  • Un encuentro con La Lupe – con Curet Alonso. 1974
  • One of a kind. 1977
  • La pareja. 1978 (con Tito Puente)
  • En algo nuevo.1980. (Su último álbum original)
 Álbums religiosos (1986-1989)
  • La samaritana
  • Te amo porque me amaste primero
  • Dios no es hombre para que mienta
  • La Lupe en Cristo












.



3 comentarios:

  1. Espero este comentario finalmente suba. He leído este trabajo muy bien escrito y completo sobre la Lupe. Excelente.

    ResponderEliminar
  2. Me hubiera gustado escribir un libro sobre La Lupe. Un complemento a mis libros sobre Elvis, y Selena. La Lupe nació en mi ciudad, Santiago de Cuba, y vivía en un barrio marginal de la ciudad, no lejos del centro. Fue maravillosa y única, controversial y al final, creyó encontrar a Dios, y cantaba gospel músic. Dios la tenga junto a El
    Gracias, querido Baltasar, por este formidable texto sobre La Lupe. Gracias, René, por darlo a la publicidad
    Muchas bendiciones a los dos,
    Belkis

    ResponderEliminar
  3. Gracias, hermanos, Belkis y Juan Carlos, por leer este magnífico trabajo que hiciera nuestro común y querido amigo, Baltasar.
    Abrazos.
    René

    ResponderEliminar