mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


jueves, 28 de abril de 2011

POST EXTRAÍDO DEL BLOG DE BELKIS CUZA MALÉ

Thursday, April 28, 2011


CUARENTA AÑOS Y UNA FOTO MEMORABLE DEL DÍA DE LA FORZADA AUTOCRÍTICA DE HEBERTO PADILLA

Belkis Cuza Malé

Ayer, 27 de abril, se cumplieron 40 años de la oprobiosa autocrítica de Heberto Padilla y un grupo de escritores, entre los que me encontraba. Esa parodia tropical de los Procesos de Moscú se celebró, como recordarán, en la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) en presencia de los miembros de la Seguridad del Estado y 150 *invitados*, especialmente seleccionados y cuyos nombres aparecían en una lista que dos empleados se encargaban de cotejar a la entrada. Nadie se llame a engaño: todo el mundo sabía desde el primer momento que aquéllo era una gran farsa, un ejercicio de contricción, con la hoguera ardiendo ya frente a nosotros. El libreto parecía espontáneo, pues Heberto tenía memoria de elefante y recitó cada palabra escrita un día antes en las mazmorras de la Seguridad del Estado y que habían sido previamente corregidas y editadas por la mano de los verdugos. Ni una coma ni un punto de más.
Pero a ese discurso de arrepentimiento y autodegradación de Heberto hay que volver, hay que leer entre líneas y encontrar las claves. Cada una de sus palabras tiene un peso específico. Los que nada saben de nada y sólo ven lo externo, se pierden la esencia de lo que realmente estaba sucediendo.
Hace unos días mi querida amiga, la poeta y periodista Tania Díaz Castro me envió una pequeña foto que quiero compartir con ustedes. Es una foto única, de Heberto Padilla, la noche de la autocrítica en la UNEAC, aquél 27 de abril de 1971.
Salvo la filmación realizada por el cineasta Santiago Alvarez para el ICAIC, y por supuesto, para Fidel Castro, nunca supe de ninguna otra cosa que no fuese el texto de la autocrítica de Heberto, publicada incluso luego en la Revista Casa, de la Casa de las Américas. Esta foto, que recoge un gesto muy característico de Heberto, ajustándose los espejuelos, forma parte ya de un trozo de pasado y terrible historia (observen el micrófono frente al rostro de Heberto) cuando el tirano quiso destruir a un poeta, y a todos los poetas, desconociendo las leyes espirituales que rigen el Universo.
Gracias por la foto, querida Tania.Y gracias a Dios por su justicia, siempre eterna.
Muchas bendiciones

viernes, 22 de abril de 2011

Queridos amigos: Aquí esta el enlace para leer la reseña sobre mi libro Los poemas de la mujer de Lot , aparecida hoy en Cubaencuentro y escrita por Baltasar Santiago Martín.  Un texto muy hermoso y del que estoy muy agradecida a su autor.

http://www.cubaencuentro.com/cultura/articulos/que-pequeno-es-el-mundo-que-cabe-en-cualquier-sitio-261291

Para los que deseen adquirir una copia de mi libro Los poemas de la mujer de Lot (ilustrado con 26 pinturas mías de flores), escribirme, por favor,  a BelkisBell@Aol.com para darles la dirección de dónde enviar su cheque o money order por la cantidad de $21.00, incluido el envío.  O pueden comprarlo con tarjeta de crédito en la web de MagCloud y ellos se lo envían directamente. Rápido y seguro. Este es el enlace directo a MagCloud:
http://www.magcloud.com/browse/Issue/159044





Aprovecho para ponerles este artículo que escribí la semana pasada especialmente para mis lectores y clientes de Fort Worth, en mi columna del periódico Panorama News.
YO FUI LA MUJER DE LOT: ¿Y USTED?

Belkis Cuza Malé


Hace unos días presenté aquí en Miami (en la Alianza Francesa, tras haber sido invitada por Project Zu, que dirige Manny López)mi libro Los poemas de la mujer de Lot. Muchos de ustedes no saben que escribo poemas, además de estos artículos, y tampoco saben que pinto. Ni que hago algunas otras cosas, además de servir a Dios en primer lugar.


Muchas veces recibo llamadas, a veces a altas horas de la noche, de lectores que quieren compartir conmigo su impresión tras la lectura de estos artículos que publico aquí, y que escribo especialmente para ustedes. Estas personas que me llaman son por lo regular gente sencilla, personas quizás no acostumbradas a leer libros, ni mucho menos poesía. Y no saben cuánto les agradezco sus opiniones.
En general, la poesía ha sufrido en los últimos cien años una caída en la preferencia de los lectores. Las razones habría que buscarlas en la poca propaganda de que disfruta. ¿Cómo podría competir la poesía, la buena poesía, con esas letras de canciones que llenan los espacios televisivos y radiales e inundan el espíritu de los lectores? No digo que todas las letras de canciones sean malas, no. Pero muchas podrían ser calificadas de mala poesía y hasta denigrantes para el ser humano.



La poesía es una expresión del alma, un elaborado juego de resonancias, desde donde habla el espíritu del creador. Toda buena poesía refleja la verdadera esencia del artista. Toda buena poesía es original, es decir, se comporta como si estuviera diciendo cosas que nadie ha dicho antes, y de hecho lo hace. Los imitadores no pueden escribir buena poesía.

¿Para qué deberíamos leer poesía, si no la entendemos?
dicen algunos. Si no sabemos de qué se habla allí. Un verso, que es como se llama a cada línea del poema, tiene que vibrar en el lector del mismo modo que la cuerda de una guitarra. Y el poema, para que sea bueno, debería mover algo dentro de ustedes. Así de simple. La poesía es también una expresión de amor. Una expresión de Dios.
Los grandes poetas son los que escriben los versos más sencillos, los que tocan al lector con esa varita mágica que es la palabra acarreando sentimientos, penas, alegrías, amores, frustraciones, recuerdos, memorias, y más. La poesía tiene que ser como la lluvia, como el viento, como ese sol que le da en plena clara, o esa luna que camina detrás de usted desde el firmamento, alumbrándolo.
No hay que ser culto ni intelectual para disfrutar de la poesía. Hay sólo que desear ser receptivo a ese conjunto hermoso de palabras con que nos convoca el autor.
Mi nuevo libro no es tan nuevo, pues fue escrito en la década de los años ochenta, recien llegada yo a este país. Recien venida de Cuba, mi país, donde la vida es sin duda una experiencia más difícil y dolorosa de lo que pueden imaginar los que nunca han estado sometidos a una férrea dictadura como la del comunismo.

Los poemas de la mujer de Lot, como lo he titulado, reflejan la vida y el espíritu de esa mujer que soy yo, y que al igual que la famosa señora de Lot, el personaje bíblico, siente curiosidad por mirar hacia atrás. En mi caso, de mirar al pasado.
Nunca lo hagan, nunca miren al pasado más que con una sonrisa en los labios, con la fe inmensa que nos da el amor de Dios; con la confianza y la seguridad de que estamos protegidos como dice el Salmo 91. El Señor Jesucristo, el Ungido, nos salvará siempre si oramos en su nombre. En el Nombre de Jesús. Y mi libro intenta a su vez ser testigo de esa época en que "la otra" yo, la extranjera en la tierra prometida, se iba convirtiendo mientras asimilaba mi nuevo país. Una experiencia que de seguro cada uno de ustedes experimentan al haber dejado sus países y comenzado una nueva vida aquí.
Este es un libro realizado por mí en todo sentido: lo he escrito, lo he ilustrado, lo he diseñado y lo promuevo directamente. Es como una pan amazado con mis propias manos. Un libro de lujo, además, a todo color, con papel de brillo y que contiene cuarenta y siete poemas míos y 26 flores pintadas por mí. Un libro hermoso que intenta también darle las gracias a Dios por permitirnos el uso de la más alta tecnología de impresión, y a mí, por el poder crearlo.
Me gustaría muchísimo que mis generosos lectores tuvieran también la oportunidad de llevarse a sus hogares un ejemplar de Los poemas de la mujer de Lot firmado por mí. Los que deseen adquirir un ejemplar sólo deberán enviar un cheque o money order por la cantidad de $21.00, a mi nombre (Belkis Cuza Malé), y con gusto se los enviaré con una bendición y mi firma, dedicado a cada uno de ustedes en particular.
Llámenme al (786) 975-5709 y les daré la dirección a dónde enviar el cheque o la cuenta del banco dónde también podrían depositar el pago del libro.
Recuerden que siempre estoy lista para ayudarlos y rezar por ustedes. Llámenme, queridos lectores.

Gracias y bendiciones,
Belkis




www.belkiscuzamale.blogspot.com



www.belkiscentrodeesperanza.blogspot.com

jueves, 21 de abril de 2011

EL POEMA DE LA SEMANA- 19/04/2011 - ARTURO ÁLVAREZ D'ARMAS

A media mañana

A media mañana
el bulevar
es sacudido por un viento feroz
pájaros alborotados
en grandes remolinos
buhoneros
detrás de la mercancía voladora
arribaron los alisios de febrero
silba como en la madrugada
es Eolo
Dios de los vientos
vencedor de Helios
espejismo de un día.
                           
                                  A Luisa Rivas
ARTURO ÁLVAREZ D'ARMAS
TOMADO DE: http://www.facebook.com/notes/patricia-ortiz/el-poema-de-la-semana-19042011-arturo-%C3%A1lvarez-darmas/10150165910739508#!/notes/patricia-ortiz/el-poema-de-la-semana-19042011-arturo-%C3%A1lvarez-darmas/10150165910739508

martes, 19 de abril de 2011

MENSAJE ESCRITO SOBRE UNA POST CARD

René Dayre Abellá 





¿Me reconoces?



Me nombran Art, Ringo o Rudy...

El nombre no importa como tampoco importa mi nacionalidad.



Soy el niño que salió a caminar una noche

atraído por las luces de la gran ciudad

y se perdió en ella .



Sufrí hambre, frío, abandono ...

y un "piadoso hombre de dios" ,

un falso cura o un inescrupuloso maestro de escuela

me tomó de la mano arrinconándome en el lugar más oscuro

y me violó.



El resto es historia conocida.

Robo para comer y cuando no me drogo

para olvidar el hambre.



¿De veras no me reconoces?

Mira atento dentro de mis ojos.

Soy la simiente que dejaste una noche de ebriedad

en las entrañas vírgenes de una niña, que como yo,

caminaba perdida entre las luces de la gran ciudad.



René Dayre Abella



P.-S.

* El poema me lo inspiró el dibujo " Corazón roto de un niño " del joven artista Alvenix ( Miguel Angel Mondragón Ruíz) quien reside en Tultitlán, México.

Este artículo tiene © del autor
y no se puede utilizar sin su expreso consentimiento.




domingo, 17 de abril de 2011

RETRATO DE UN POETA JOVEN
       

A la memoria de Heidi y Andy Muñoz, escondidos en el otro lado de la  vida.


A  ese  joven  poeta  del dibujo
“se le pasó  la vida en tantas cosas”
que nunca reparó que envejecía.

A solas se inventa soliloquios
evocando recuerdos del pasado.

Repasa ante sus ojos viejas fotos
en un cansado ritual, repetitivo.

-¡Mira esa foto! ¡Exclama alborozado!
-¡Ese soy yo! ¿Me reconoces?
-Todavía conservo esa verruga.
-¡Es todo lo que queda del pasado!

-Observa esa otra foto.
-Ahí sostengo a una muchacha
 que arrebaté a la Muerte por un rato.

En aquella todavía más pequeña
aparece un chico despeinado.
Es Andy, quien, como Alfonsina,
se encontró con la muerte entre las olas.

Después de conjurar estos fantasmas se va a dormir.
A soñar como Proust, con el tiempo perdido, sin remedio.

© René Dayre Abella 
Ilustración:
Dibujo Retrato de un poeta joven, realizado por el joven artista mexicano Alvenix Zul, tomando como modelo una vieja foto mía de juventud.

viernes, 15 de abril de 2011

UN POEMA NUEVO PARA UNA GRAN AMIGA


LE VOYAGEUR

          Pour Mary Rey, qui a aimé cette poésie.

Tu as couru par tous les chemins pour constater que le ciel n'est pas bleu partout.

Que la nuit est vieille et fatiguée de nous apporter son ombre et que la morte à oublié négligemment sa faux.

Aujourd'hui , au milieu d'un autre voyage , le désir d'une nouvelle aventure te surprend .

© René Dayre Abella



EL VIAJERO

        A Mary Rey Pérez, que le gustó el poema.

Corriste por todos los caminos

hasta comprender que el cielo no es azul

en todas partes.

Que la noche es muy vieja

y se ha cansado de traernos la sombra

y que la Muerte olvidó, descuidada, su guadaña.

Hoy en medio de otro viaje

siempre cuesta arriba

y con tu bagaje de sueños pegado a la espalda

el deseo de una nueva aventura te sorprende.

© René Dayre Abella

TRADUCCIÓN DEL POEMA AL FRANCÉS:
MARY REY PÉREZ
ILUSTRACIÓN:

RETRATO DE UN POETA JOVEN DIBUJO REALIZADO POR EL JOVEN ARTISTA MEXICANO DEL DIBUJO ALVENIX ZUL, TOMANDO COMO MODELO UNA VIEJA FOTO DE MI JUVENTUD.

lunes, 11 de abril de 2011








Les presento el nuevo libro que acabamos de publicar en LINDEN LANE PRESS, en su Colección de Poesía. Se trata de POETA EN LA LUNA DE CUBA, del poeta cubano RENE DAYRE ABELLA (Banes, 1945), ilustrado en la portada con *Flor del éxodo, para René*, de Belkis Cuza Malé.                                                                                                                                     Para adquirir un ejemplar, escribir a BelkisBell@aol.com y les daré detalles y dirección de dónde enviar el cheque o money order por la cantidad de $20.00 (incluido ya el franqueo). 

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

POETA EN LA LUNA DE CUBA
By Belkis Padilla in Literature & Writing
A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.


Para otros detalles, y mirar el libro por dentro, por favor, visiten mi blog www.belkiscuzamale.blogspot.com y hagan click en el enlace allí señalado, donde tendrán acceso a un preview desde la página web de la imprenta.  También pueden adquirir un ejemplar directamente desde allí, usando tarjeta de crédito o la cuenta de PayPal.

Espero disfruten con la lectura de estos hermosos poemas de René Dayre Abella.  Para más información sobre él, en su blog:  http://www.reneabella.com/

Gracias y bendiciones,

Belkis

miércoles, 6 de abril de 2011

SE NOS HA IDO UN HERMANO

martes 5 de abril de 2011


SE NOS HA IDO UN HERMANO



Pedro Liduvino Quñones Ruíz, nuestro querido Pedrin nos ha dejado en la mañana de hoy cinco de abril a las seis y cincuenta minutos, según nos hizo saber su atribulado hermano Liduvino, a quien cariñosamente llamamos Duby.

No resulta fácil para mí describir en detalles la vida de quien siempre consideré un hermano. Un nudo nos aprieta la garganta y nos oprime el alma. Pedro fue un vástago de la familia Quiñones. Una de las familias fundacionales del pueblo. Gente muy querida y respetada por toda la comunidad. Pedro fue un excelente hijo y hermano, y también el mejor amigo de sus amigos. Le recuerdo siempre sonriente y jovial. Desde muy jóvenes desarrollamos una amistad que con los años devino en hermandad. Recuerdo que siempre estuvo ahí, en el momento más agudo y difícil para mí, como lo fue la partida de mi padre. Pedro fue el primero en llegar a la funeraria y abrazarnos a mi hermano y a mí, y allí estuvo toda la noche solidarizándose conmigo. Son evocadores los múltiples recuerdos que me vienen a la memoria ahora, pero, prefiero guardar silencio y recordarlo con la seguridad de que sólo se nos adelantó en el viaje y que sobrevive a la muerte. Como espírita convencido puedo decir que Pedrin sólo cambió de casa.

René Dayre Abella

California / Exilio 5 de abril del 2011.
Por favor, hagan click en este enlace. Es un vídeo de Elena Burke y malena, cantando a dúo "Cuando un amigo se va". Gracias.
<iframe title="YouTube video player" width="480" height="390" src="http://www.youtube.com/embed/WKasQOQWxLs" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

domingo, 3 de abril de 2011

Publicado el 04-02-2011
http://diariolasamericas.com/noticia/119611/0/0/los-poemas-de-la-mujer-de-lot
Los poemas de la mujer de Lot

Por Armando Álvarez Bravo

Sucede a la poesía algo muy singular que sólo hace reafirmar su necesidad y la trascendente visión del mundo y las cosas que comunica. Desde sus calidades y valores es muy distinto el latido de lo expresado cuando se hace en el propio paisaje y cuando se escribe en el destierro. Así, la poesía es indefectiblemente, más allá de otros factores, una expresión de presencia o de ausencia. De igual suerte, debo agregar de resistencia. Por ello, si se escribe en el exilio, la poesía deviene sutil u obviamente una relación y meditación del proceso de adaptación del poeta a un entorno en que es un extraño. Esto es algo que le otorga una especial resonancia e insondable hondura a los versos.
Me une a Belkis Cuza Malé una larga y entrañable amistad. Se afianzó en los tiempos difíciles, como los calificó su esposo, el poeta Heberto Padilla, en que padecimos las furias de los policías culturales del castrismo. Ella era conmigo y con Manolo Díaz Martínez y Reinaldo Arenas, otro “redactor” de La Gaceta de Cuba. ¿Qué significaba eso? Que en las tinieblas exteriores a las que nos habían reducido a la condición de no persona, éramos unos “indeseables” limitados a revisar sin decir esta boca es mía, abrumadoras galeradas de literatura panfletaria. Recuerdo que para hablar a nuestras anchas teníamos que salir de la mansión que albergaba la policial sede de la Unión Nacional de Artistas y Escritores de Cuba, donde las paredes escuchaban. El monstruoso “caso Padilla” puso fin a esa etapa de nuestra andadura pero no a nuestros trabajos y tribulaciones. Quiero aprovechar estas páginas para decir que fui yo el que leí a un entrañable amigo y magnífico crítico, J.M. Cohen, el libro premiado/maldito de Heberto. También uno de los selectos “escogidos” ─, los “malos” de las películas de vaqueros─, para ir a la UNEAC, previa identificación a pesar de ser bien conocido por trabajar allí, a la deplorable noche de la impuesta “autocrítica” del poeta. Eso y el resto es historia. Debo agregar que, entonces y siempre, Belkis es un poeta con todas las de la ley y es también exponente de lo que es la integridad y el amor a la libertad de la creación que el totalitarismo castrista no cesa de condenar y aplastar.
de publicar en la Colección Poesía de la revista Linden Lane Magazine, que edita contra viento y marea desde 1982, “Los poemas de la mujer de Lot”, ilustrado con sus delicadas, ingenuas y poéticas pinturas. Reúne poemas, conforme escribe en la contraportada, “escritos en su mayoría en la década del los ochenta, en Princeton, New Jersey”, y que “recorren junto a su autora las vivencias de una nueva etapa: la de descubrirse extranjera y en la que debería, no sólo inventarse un nuevo mundo, sino a ella misma, sin mirar atrás”. En este punto es importante subrayar que el título del poemario alude directamente a la mujer del patriarca bíblico Lot, que al escapar de la destrucción de Sodoma y Gomorra se convirtió en un puñado de sal al desobedecer a Dios y mirar hacia atrás.
Belkis ha hecho eso, inventarse a sí misma, que es tan difícil, pero sin dejar de ser lo que siempre es y será. Puro milagro. Mi compleja y dividida generación ─que académicamente se designa con “la generación del cincuenta”, aunque creo que conviene a su identidad, como no me canso de repetir, el que se le designe como “la generación arrasada”─ se definió desde el prisma de la poesía coloquial o conversacional. Ella se reafirma en “Los poemas de la mujer de Lot” como un exponente de continuidad y posibilidad de nuestra poesía más próxima en el tiempo. Y entiendo que continuidad lleva aparejado la coherencia y desarrollo de la tradición. Los poemas de éste su nuevo libro lo reafirman con su indudable calidad y, sí, belleza.
Los versos de este volumen son de alguna manera la mirada, la posibilidad de recomenzar de nuevo su existencia que perdió la mujer de Lot por su desobediencia. Miran al ahora, al otro paisaje y circunstancia y se adentran en un rehacerse de la persona y espíritu de su autora, para quien lo recordado es siempre una fija referencia, pero no una trampa que la paraliza en el paso del tiempo. Esa nueva realidad está colmada de las cosas sencillas de la cotidianidad, en su tangibilidad y en su carácter catártico. El lenguaje directo que utiliza Belkis, aun cuando toca lo desgarrador, destaca por su delicadeza, por su incorporación de sus lecturas y de todo lo que la formó.
en una nueva vida a cuyo estilo, costumbres y cultura se ve enfrentada sin vuelta atrás la autora. En ese discurso, creo que es fundamental subrayar la capacidad que ha tenido Belkis de no idealizar, sino sin renuncia de la belleza de la poesía más íntima y delicada, tocar el mundo circundante y hacerlo suyo en su amplitud y detalle con tanta inocencia como lucidez y compasión. Este es un libro que expresa el desgarramiento de la pérdida, el destierro, la distancia y la separación y, a su vez, el encuentro imprescindible. Ese paulatino descubrimiento en que tiene que reconocerse y al que debe asimilarse desde ella misma para inventarse.
Sólo puedo agregar que la lectura de “Los poemas de la mujer de Lot” es algo muy raro en los tiempos que corren: un hermoso y acabado libro de poesía. Mucho lo agradezco a mi vieja y entrañable amiga. Estoy seguro que también lo harán los que lo lean.

Para adquirir una copia del libro ir a
www.belkiscuzamale.blogspot.com