mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


jueves, 2 de junio de 2011

Este es el cordero de Dios que quita los pecados del mundo (meditaciones caóticas de un dilentante)

lunes, noviembre 10, 2008

Hace ocho años murió el escritor Heberto Padilla....


Si quieres destrozar a un hombre para el resto de su vida: humíllalo. Oblígalo a decir cosas que nunca quizo decir. Humíllalo en público, en TV, en radio, para que todos aprendan, para que el mundo sepa lo que es arrepentirse y la lección quede prendida para siempre. Allánale su casa, rómpele sus manuscritos, veja a su esposa, ponle el cañón del fusil en la garganta, enciérralo en los calabozos, golpéale. Y verás como el mundo es testigo de sus lágrimas. Hace 8 años murió Heberto Padilla, el notable escritor cubano al que Fidel Castro lo volvió un muerto en vida, le destrozó como ser humano. Heberto nunca pudo reponerse de aquella humillación pública de 1971 y la herida aún laceraba a pesar de que ya respiraba en paz en su exilio de Alabama. Pero su poesía siempre estuvo por encima de todos aquellos terroríficos incidentes y él lo sabía; sabía que el poder de su palabra sería inmortal y que le sobreviviría a él y a cualquier estúpida revolución, a cualquier estúpido mito o leyenda creado por aquella cretina revolución. Desde aquí siempre te recordaremos Heberto.
Publicadas por El Puñalón a la/s 3:26 PM

No hay comentarios:

Publicar un comentario