mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


jueves, 19 de enero de 2012

 
http://www.larevistadeldiario.com/noticia/4188/linden-lane-magazine 
La Revista del Diario
Publicado el 01-19-2012
Linden Lane Magazine
Por Luis de la Paz
DeLaPazL@aol.com

Belkis Cuza Malé señala que “a pesar de que éste debería ser un número de celebración por las Navidades, nuestras páginas recogen tres dramáticas noticias: la desaparición física de los poetas cubanos Elena Tamargo, David Lago-González y del narrador José Miguel González-Llorente”. Y eso es muy cierto y muy triste; el exilio cubano y la literatura cubana perdieron en los últimos meses del año 2011 a tres de sus más importantes escritores. Linden Lane Magazine, en su número 4 del volumen 30, correspondiente al invierno del 2011, se hace eco de tales infortunios como corresponde entre artistas, con poemas de Tamargo y Lago, faltando para completar el merecido reconocimiento, algún texto de González-Llorente, al que destaca como “escritor y publicista cubano, colaborador de LLM”.

La propia Cuza Malé entrega el primer texto del número: Tania Díaz Castro: “seguiré escribiendo hasta que la muerte me lo prohíba”, donde se ofrece una semblanza biográfica de la escritora y disidente, que formó parte del Comité Pro Derechos Humanos de Cuba, fundado y presidido por Ricardo Bofill en el difícil año 1987. “Aunque ha sido muy dura la vida de esta mujer poeta, en una isla gobernada por el horror, Tania Díaz Castro es una de esas estrellas que brillan en lo alto, sin que hayan podido apagarla a escopetazos, odios, cárceles y penurias”, señala la articulista.

La narración de Antonio Álvarez Gil, Variaciones sobre un tema de Bulgakov, ambientada en el Moscú del autor de El maestro y Margarita es una de las buenas lecturas en esta entrega de LLM. Interesante es la entrevista que le hace Ihosvany Hernández a la escritora Ana Cabrera Vivanco, en torno a su obra y en particular sobre su novela Las horas del alma, pieza que “abarca el último siglo de vida en Cuba: arranca con un general que luchó en la manigua insurrecta y acaba en el año 2000”.

Dos cuentos de Emilio Mozo, Sueño y Timón, enriquecen la narrativa en este número, que la completa el relato testimonio de Alejandro F. Pascual 28 y Playa, un texto escrito con soltura y minuciosidad narrativa. Aunque no es un relato propiamente dicho, el trabajo de Isis Wirth, Napoléon y Chateaubriand, denota el dominio que posee la autora sobre estas dos figuras históricas.

Para el cierre, las ya tradicionales notas de libros. Entre ellas se leen unas palabras (quizás las finales) de Elena Tamargo sobre el libro Yo, el arquero aquel de su amigo Manuel A López, del que considera: “El anhelo de armonía es el primer axioma de la estética de Manny López, y así lo expresa en Yo, el arquero aquel, donde prima el deseo de abrazar el mundo, pues para él la realidad no es el conjunto de cosas que hay sino el fruto de un encuentro con ellas”. Por su parte Manuel C. Díaz reseña la novela El instante de José Abreu Felippe, última entrega de su pentalogía El olvido y la calma, donde Díaz afirma: “El instante es un cierre justo a uno de los proyectos literarios más abarcadores emprendidos por un escritor cubano exiliado. [...] Escrita con increíble franqueza es también, en cierta medida, la historia de una generación. Una generación cuya asfixiante existencia sirvió de telón de fondo para que Abreu pudiera deshacerse de algunas de sus más antiguas obsesiones”.

Para suscripciones, escribir a lindenlanemag@aol.com por correo electrónico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario