mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


jueves, 16 de febrero de 2012

Requiem por Julio Martinez Garcia. TOMADO DE:http://belkissima.blogspot.com/2012/02/requiem-por-julio-martinez-garcia.html


Tuesday, February 14, 2012

Requiem por Julio Martinez Garcia.


A Julio Martinez Garcia, conocido por su seudonimo literario Julio San Francisco, en el Dia del Amor y la Amistad.

Julio Martinez Garcia (Julio San Francisco)
Matanzas, Cuba, 24 de Enero 1951
- Murcia, España, 7 de Febrero 2012
Fundador de la primera Agencia de Prensa Independiente en Cuba , 

"Habana Press"; 
Fundador del Movimiento Cubano de Periodismo independiente 
y de Concilio Cubano.
Por ello y por su lucha en contra de la tirania castrista

 fue desterrado a España en 1997.


Una tarde del año 1986, como muchas otras veces, entré a la conocida “ Casa del Té ”, ubicada en G y 23 en el Vedado. Casi al momento de sentarme, me sentí atraida por la fuerza de una mirada y cuando busqué en esa direccion, tropecé por primera vez, con la mirada de quien desde ese dia, seria mi querido amigo Julito Martinez. Se levantó de la mesa donde se encontraba en compañia de amigos periodistas y escritores y caminó hasta pararse frente a mi.

- Hola, por lo visto Usted no le tiene miedo a la Patrulla Click. -  Me dijo, refiriendose a una Campaña de ahorro de energia eléctrica que se desarrollaba en Cuba. A sabiendas de que lo decia burlonamente, por el vestido amarillo que yo usaba, el cual desde tres o cuatro cuadras de distancia, delataba mi presencia , contesté con otra pregunta..

- ¿Por qué lo dice?.

- Deberia estar preocupada porque su presencia dentro de ese vestido es un derroche de energia incandescente y Usted bien sabe que estamos en una Campaña de ahorro.

- Pues no, no me preocupa- le contesté, preguntandome de donde habria salido ese loco.

- ¿Me permite que me siente con Usted?... digo... si no esta esperando a alguien....

- Puede, si es que no pertenece a la Patrulla Click.

Fue asi que comenzó una amistad que duraria por todos estos años y que sobrevivió a pesar del tiempo , la distancia y el exilio.
A partir de ese dia, nos encontramos siempre en ese mismo lugar, en donde yo hacia tiempo antes de entrar a clases en la Alianza Francesa de la Habana y segun fué progresando nuestra amistad, lo encontraba allí nuevamente, a la salida de la Escuela. Yo me unia a la tertulia de periodistas, poetas y escritores, que duraba hasta tarde, otras veces callejeabamos por la Rampa y otras, sentados en los bancos de ese Parque de G o Avenida de los Presidentes, fuí su confidente de muchas cosas , entre ellas, su pesar por su gran amor imposible; amor que no fue el unico imposible en el transcurso de su vida, amores censurados y fracasados, todos por Cortesía de la Dictadura castrista bajo la que nos ha tocado sobrevivir. Tambien escuché su lectura de poemas y libros que permanecerian ineditos y censurados dentro de Cuba.



En esas tertulias de intelectuales, se comenzó a fraguar la rebeldía y lo que sería despues la primera Agencia de Prensa Independiente “Habana Press” Sin ni tan siquiera ser concientes de ello, asistimos a un momento histórico para Cuba, el surgimiento de el “Movimiento Cubano de Periodismo Independiente”, que segun mi modesta opinion, comenzó cuando Reinaldo Escobar fue expulsado del Periodico oficialista “Trabajadores “, con Mitin y Acto de repudio incluidos.


De aquella época, conservo muy gratos recuerdos, muchos de ellos relacionados con la esencia del poeta que fué Julito Martinez.  El nació para ser Poeta y como tal y para no desmerecer, llevaba la locura y la pasion consigo. Sus ocurrencias merecen un libro y capitulo aparte. Recuerdo la primera vez que visité su casa en Guanabacoa, con motivo de comprobar que la habia pintado de "Gris con pespuntes negros" , si asi mismo, como ese dicho cubano que usamos cuando queremos decir que "la cosa esta fea, mala" y allí , in situ,  pude comprobar que la casa entera no estaba asi pintada, pero si su habitacion, en donde las paredes eran grises y en los vertices de las mismas, estaban muy bien pintados los llamados "pespuntes negros".

Otras de sus ocurrencias y por supuesto que lo hacia para desahogarse , era escribir poemas con tiza en el piso del corredor central del Parque de G, mientras yo vigilaba la posible aparicion de la policia castrista; la escritura comenzaba en la esquina de 23 y continuaba por varias cuadras rumbo a la calle linea , depende de como estuviera su inspiracion y al final, el me preguntaba mi opinion sobre el escrito subversivo de turno, los cuales confieso que no podia ver ni leer porque el terror paralizaba mi mente. Le pedia a el que me los leyera porque mi vista no me acompañaba debido al miedo. Basado en eso, escribio "Operacion LLuvia", una satira a la Seguridad del Estado cubana.

Unos años despues yo partí al exilio, mientras el seguía su lucha en la Habana, sufría persecusiones, acoso y carcél de parte de la policia política castrista, hasta que al final fue desterrado a España, en el año 1997.

El dia 7 de este mes de febrero, Julio cambió de casa, segun la opinion de mi amigo el tambien poeta Rene Dayre, quien cuando yo le comuniqué sobre la muerte de Julito, me dijo: "Es una gran pérdida, aunque para nosotros, desde nuestras posiciones doctrinarias espíritas, no lo hemos perdido totalmente, simplemente se cambió de casa". Eso espero Julito, no puedo aceptar la idea de que te hayas ido para siempre y sé que no es posible, porque has dejado con nosotros la esencia de tu vida, tu Obra. Deseo que esta nueva casa donde vives este llena de luz, como tu mereces, que sus paredes sean azules como el mar y rosa como el amor que supistes darnos a quienes tuvimos el gran honor de conocerte.

"la Muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la Obra de la vida".
  Jose Marti.


Testamento de Julio San Francisco.

TESTAMENTO (poema 4 – la despedida)

Para Enrique Patterson, de la Generación
Inédita


60

Nadie tendrá problemas con mis restos
mortales
si, como he dicho ya, un día yo muriera.
No sé a quién le tocará la fúnebre y funesta
misión
de encontrarme muerto
porque el destierro es el lugar donde no se
sabe nada
de hoy, de mañana, ni de ayer.
No sé si será una mujer, un amigo, una vecina
anciana y asustada,
un portero, un policía,
un enemigo,
alguien que pasaba por allí.
No sé tampoco dónde moriré,
si en mi cuarto,
si en la calle,
si en el trabajo,
si en el hospital,
si en el barcito Kariel
donde tomo café con leche
y leo el periódico
todas las mañanas.
(debo morir en un barcito).
Podría ser de un infarto
del cerebro
o, tal vez, del corazón a donde han ido a parar
todas las furias, los miedos,
las melancolías y las fieras
61
o cursimente de hambre
o del azúcar baja
o el colesterol alto
o, simplemente, de estar lejos.
No sé ni quien recogerá mis propiedades,
mis paupérrimas propiedades
que no relaciono para no ofender,
sin embargo pueden quemar
mi verde traje parisino,
mi amarilla corbata italiana
y todo lo demás, hasta mis cartas
enviadas y no enviadas
que ya cumplieron su misión.
(Sé que alguien aprovechará el desconcierto
en torno al muerto desconocido
de quien nadie se declara propietario
para sustraer
sigilosamente
-y no para guardarlo de recuerdo mi
juego de pasador, yugos, plumas y
fosforera
mas no me importa).
En caso de que alguien tropiece
con un ladrillo que yo pueda haber modelado
sí le rogaría que modelara otro igual o mejor.
En caso de que alguien tropiece
con algún libro
que yo pueda haber escrito
62
sí le rogaría que lo tirara contra la puerta de
alguna editorial
y en caso de que, con tan buena suerte, se
publicara algo
decreto que por 70 años
todos los derechos de autor
pertenecen
exclusivamente
a un ser que dejé en La Habana.
Si surgiera algún(a) admirador(a)
del que modeló el ladrillo
o del que escribió el librillo
y deseara saber algo de aquel modelador de
librillos
y deseara saber algo de aquel autor de
ladrillos
y si deseara, incluso, ir hasta su tumba
y leer su epitafio
y ponerle una flor
no podrá hacerlo.
No habrá epitafio ni tumba,
pero, solamente para que la historia tenga un
final feliz, daré
dos direcciones.
En un pueblito del centro de mi patria
cuyo nombre es Corralillo
(me hubiera gustado ser Conde de Corralillo)
pasé mi adolescencia, suspendí matemática,
tuve amigos y novia,
63
y en un barrio de la capital cubana
cuyo nombre es Bacuranao
(me hubiera gustado ser Barón de Bacuranao)
donde viví mis últimos añitos con patria
propia
detrás de mi casa
hay una pradera
y en la pradera, una ceiba
y recostado a esa ceiba amé a una mujer
o modelé un ladrillo
y escribí poemas o cuentos o novelas
o no sé.
Pero sé que nadie tendrá problemas
con mis restos mortales
porque no seré nada exigente en esa hora.
No quiero que me incineren
porque he vivido toda la vida incinerado
y sembrando fuegos
(el que siembra fuego, recoge resplandores).
No quiero que echen, pues, mis cenizas al Nilo
para reencarnar en los peces o las conchas.
No quiero que me embalsamen
ni quiero que me entierren
aunque para mí sea leve la tierra.
No quiero una tumba
junto al Manzanares de Madrid,
ni quiero una tumba
junto al Almendares de La Habana

64
por tanto no habrán de trasladarse mis
restitos
a Cuba.
No quiero nichos en catedrales,
ni misas,
ni esquelas
pues todos los días en ellas ya me vi.
Tiradme en cualquier lugar
donde mi hedor no moleste a nadie
y, como carroña ensimismada, libremente
puedan seguir comiéndome los buitres.

Barcelona, noche del 9 de enero, 2002

Obra literaria:


- Acrobacia Roja, poemas contra el oportunismo - samizdat (1986)

- Tengo que estar enamorado - décimas de amor (1980)

- Misterio del Interior - relatos satíricos (1986)

- Nada y otros cuentos del absurdo (1987)

- Así en la cama como en el cielo - poemas eróticos (1987)

- Todo mi corazón y otros agravantes, poemas escritos en La Habana y Madrid (1980 - 2002)

- Prensa Gulag, la apasionante lucha de un periodista cubano disidente - novela (2009)

- El desterrado - poemario (1997-2010)

- Apuntes para el estudio del Movimiento Cubano de Periodismo Libre (1995 - 2012)

- Ulises y otros artículos famosos de Julio San Francisco - compendio de periodismo (1997 - 2012)

Los 7 primeros títulos pueden adquirirse por las editoriales/librerías on line Bubok.com (desde Europa) y Lulu.com (desde Estados Unidos, Canadá e Iberoamérica). En ambos casos pueden obtenerse en el formato de libro impreso o como E-book

Quizas le interese leer:
Testamento de Julio San Francisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario