mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

Se ha producido un error en este gadget.

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


jueves, 2 de agosto de 2012


La poeta cubana Belkis Cuza Malé escribió para la sección Estaciones, de El Fogonero, una viñeta sobre Puerta de Golpe, el pueblo donde nació, en 1932, Heberto Padilla, el autor de Fuera del juego (1968). Le doy las gracias a Belkis por esta colaboración, que hizo en tiempo récord, apenas unas horas después de que fuera encontrada la imagen en el ciberespacio. 
Aprovecho la ocasión para invitar a todos los creadores cubanos que lo deseen, a escribir un texto sobre la estación de su pueblo para publicarlo en El Fogonero. Nuestra única intención es que, al menos en este espacio, los viajeros de la isla, estén donde estén, puedan esperar un tren que los lleve de regreso a su lugar en el mundo.
CV

http://2.bp.blogspot.com/-x3XauHhbJao/UBk1j8jFyHI/AAAAAAAAEI8/EHpvVzWLQZA/s1600/44872849.jpg
PUERTA DE GOLPE
No, nunca he estado en Puerta de Golpe.  Cerca sí, hace siglos, cuando fui a dar una lectura de poemas en Pinar del Río. Una de esas pocas veces, a finales de los años 60, en que me invitaron a participar junto a otros en una velada literaria organizada por el Consejo Nacional de Cultura en la provincia.
Pasamos cerca, no en ese tren que hoy le sobrevive, y en la proximidad del paisaje supe dónde se escondía Puerta de Golpe, como si de verdad hubieran cerrado la puerta tras ella. Siempre pensé que ése era un nombre muy poético y que merecía un destino en la literatura cubana.  
Heberto Padilla, el autor de Fuera del juego, había nacido allí, pero nunca le oí hablar en detalle sobre su pueblito.  Sí recuerdo que su tío "Mambí" Lorenzo, hermano de su madre, tuvo allí una tienda de víveres, pues Puerta de Golpe fue hogar no sólo de varios Padilla, sino de otros parientes maternos. 
Como regresaba tan sólo a pasar las vacaciones escolares  (pues se habían mudado para Consolación del Sur, donde el padre, Francisco Padilla, era juez), Puerta de Golpe pareció sepultarse en la memoria del poeta, aunque reaparezca en su poesía como un lugar sin nombre, acompañado de los pregones de los narigoneros, o de los parrales que el terco abuelo insistía en cosechar. 
Hace poco vi en internet una foto que hace honor al misterio: una hermosa palma real, esbelta y altísima, sobre la que se ha clavado un cartel con el nombre de Puerta de Golpe, para dar la bienvenida a todo viajero que de seguro, me gusta pensar, va buscando al poeta que escribió –y vivió–  " la infancia de Willkiam Blake".
Si no me equivoco creo que hace años se creó en el pueblito una biblioteca independiente con el nombre de Heberto Padilla. ¿Cuántos sabrán que su habitante más famoso es un nombre prohibido en la Isla?  ¿Soñó alguna vez ese tren que une al pueblo con el resto del mundo, con tenerlo entre sus pasajeros?
La estación recuerda más bien no a una aldea (que es como imaginé siempre a Puerta de Golpe), sino a una ciudad mayor, viajera incansable ella misma. En Cuba, las estaciones de trenes tienen un denominador común, además de ser casi fantasmales, se han instalado en el paisaje para hacer eterno el aroma de otros tiempos con cada tren que se detiene en el andén.
Su sola presencia nos recuerda que junto a ellas existió alguna vez un pueblo, un caserío, gentes que subían y bajaban del tren entre el humo de lo eterno. Hay misterio sin duda en el nombre de Puerta de Golpe. Por mi parte, pienso en una antología personal de los poemas de Heberto.   
Quizás en un futuro no lejano la estación de Puerta de Golpe reciba un día a los que vienen buscando las raíces del poeta, o la ceiba bajo la cual estaba enterrado el daño como dice su poema "Dones", o la casa donde Micha, la madre, cantaba también unos improvisados versos mientras en lo alto se mecía la luna entre los pinares.
La estación ha sobrevivido al poeta. El tren va y viene como un río. Puerta de Golpe sobrevive también a su misterio.
BELKIS CUZA MALÉ (Guantánamo, 1942)

No hay comentarios:

Publicar un comentario