mostrar detalles 17:05 (Hace 10 minutos)
POETA EN LA LUNA DE CUBA

LINDEN LANE PRESS Issue 2:

A book of poetry by René Dayre Abella, Cuban poet living in San Diego, California. /Un libro de poemas de René Dayre Abella, poeta cubano residente en San Diego, California.

Cita de Jorge Luis Borges

"Las dictaduras fomentan la opresión, las dictaduras fomentan el servilismo, las dictaduras fomentan la crueldad más abominable es el hecho de que fomentan la idiotez. Botones que balbucean imperativos, efigies de líderes, vivas y mueras prefijados, muros exornados de nombres, ceremonias unánimes, la mera disciplina usurpando el lugar de la lucidez... Combatir esas tristes monotonías es uno de los muchos deberes de un escritor".
Jorge Luis Borges.

EL BLOG DEL POETA RENÉ DAYRE

http://www.viadeo.com/invite/rene-dayre.abella-hernandez

José Lezama Lima: La mar violeta añora el nacimiento de los dioses,
ya que nacer es aquí una fiesta innombrable,
un redoble de cortejos y tritones reinando.


lunes, 15 de abril de 2013


Foto: A sólo unos minutos de conmemorarse el 75 aniversario de la muerte del gran cholo de América, el poeta César vallejo, va mi humilde tributo en verso a su inmensa obra:

Mi encuentro con César Vallejo
 

A tu encuentro voy, Vallejo,
con tu poesía mordiéndome los huesos
y la soledad buscando mi costado.

Te descubrí una tarde allá en mi isla 
muy lejos de tus Andes azulados.

Descansabas o dormías
sobre un estante polvoriento.

“Hay golpes en la vida tan fuertes…
¡Yo no sé!”…
Un día escribiste y te leí con avidez.

Yo también he sido, lo confieso,
ese hombre apabullado por los golpes
de la vida.

Cómo hubiese querido acompañarte
en tu aventura a España,
y sentarme a dialogar contigo 
mientras esperabas la Muerte
aquel jueves en París, con aguacero.

© René Dayre Abella
A sólo unos minutos de conmemorarse el 75 aniversario de la muerte del gran cholo de América, el poeta César Vallejo, va mi humilde tributo en verso a su inmensa obra:


Mi encuentro con César Vallejo

A tu encuentro voy, Vallejo,
con tu poesía mordiéndome los huesos
y la soledad buscando mi costado.

Te descubrí una tarde allá en mi isla
muy lejos de tus Andes azulados.

Descansabas o dormías
sobre un estante polvoriento.

“Hay golpes en la vida tan fuertes…
¡Yo no sé!”…
Un día escribiste y te leí con avidez.

Yo también he sido, lo confieso,
ese hombre apabullado por los golpes
de la vida.

Cómo hubiese querido acompañarte
en tu aventura a España,
y sentarme a dialogar contigo
mientras esperabas la Muerte
aquel jueves en París, con aguacero.

© René Dayre Abella

No hay comentarios:

Publicar un comentario